Clínica Dental | Prótesis
452
page-template-default,page,page-id-452,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Prótesis

Gracias a esta disciplina podemos reemplazar los diente que nuestros pacientes han perdido. Pueden ser de forma fija o removibles.

 

Las prótesis removibles son aquellas que el paciente debe ponerse y quitarse tras cada comida para limpiarlas y mantener así la mejor salud dental posible. Se diseña acorde con las características anatómicas de cada paciente para evitar en la medida de lo posible que se mueva dentro de la boca durante sus funciones. Es una prótesis que requiere paciencia por parte del paciente ya que deberá pasar por un periodo de acomodación y adaptación a la misma. A veces, es necesario ir corrigiendo esa prótesis en función de las necesidades del paciente.

 

Sin embargo, las prótesis fijas no serán retiradas por el paciente en ningún momento; ya que irán cementadas a sus dientes tras haberlos preparados o atornillados a los implantes. Estas prótesis deberán tener un cuidado específico de higiene que dependerá de qué tipo de prótesis es y será explicado de forma muy sencilla el día de la colocación.

 

La gran diferencia entre las coronas sobre dientes o sobre implantes es que estas últimas, al ser atornilladas, se pueden y de hecho deben retirar cada cierto tiempo para un correcto mantenimiento del implante o si apareciese algún problema en tejidos adyacentes.

 

Tanto con un tipo de prótesis como con otro, se intenta al máximo conseguir la mayor estética y naturalidad posible dentro del entorno bucal de cada paciente. Cabe decir que se suele conseguir una mayor estética con las prótesis fijas que con las removibles; ya que estas últimas pueden llevar ciertos aditamentos necesarios para una mejor sujeción pero que a la hora de hablar o sonreír se lleguen a ver.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies